Distribución geográfica y la variación poblacional de Apis mellifera jemenitica Ruttner

publication date: Jul 3, 2013
Send a summary of this page to someone via email.
Journal of Apicultural
Research

52 (3) pp. 124 - 133

Fecha de publicación

Julio 2013

   
Titulo

Distribución geográfica y la variación poblacional de Apis mellifera jemenitica Ruttner

Autores

Ahmed A Al-Ghamdi, Adgaba Nuru, Mohammed S Khanbash and Deborah R Smith

Resumen

Las razas de Apis mellifera L. han evolucionado como consecuencia de largos períodos de aislamiento geográfico y de adaptación ecológica. Entre estas subespecies, A. m. jemenitica Ruttner 1976 (1976c) es particularmente interesante, ya que es la única raza reportado que ocurre de forma natural en África y Asia. De acuerdo con la literatura, su distribución natural es muy grande, y se extiende a lo largo de 4.500 km desde la Península Arábiga hasta África occidental. Sin embargo, las diferentes poblaciones de A. m. jemenitica exhiben un alto grado de variación morfométrica. Por otra parte, las clasificaciones publicadas de las subespecies no están de acuerdo; se han aplicado diferentes nombres, entre ellos A. m. nubi, A. m. sudanensis y A. m. bandasii a diferentes poblaciones de A. m. jemenitica. Aunque A. m. jemenitica de África y de Asia son similares morfométricamente, los datos genéticos no han demostrado que la A. m. jemenitica africana sea genéticamente más cercana a la A. m. jemenitica de Asia que a las subespecies africanas adyacentes, como A. m. litorea, A. m. adansonii y A. m. scutellata, con las que intercambia genes continuamente. Por otra parte, los grupos africanos y asiáticos difieren en comportamientos de migración, agresividad y crianza de la cría. Por lo tanto, la categorización de los geográficamente aislados grupos africanos y asiáticos de A. m. jemenitica como una raza de abejas es cuestionable. La otra cuestión importante es que los actuales países de origen de A. m. jemenitica (cerca de Asia y África Orientales) se han sugerido como el origen geográfico de A. mellifera. La existencia de una población similar en ambos continentes puede apoyar la idea de que cualquiera de estas dos regiones pudieran ser el centro de origen y diversificación de Apis mellifera.