La señal de apareamiento de las abejas reinas se origina de dos zánganos y el proceso de apareamiento múltiple en las abejas.

publication date: Nov 16, 2011
Send a summary of this page to someone via email.
Journal of Apicultural
Research

50 (4) pp. 272 - 283

Fecha de publicaciónNoviembre 2011
  
Titulo

La señal de apareamiento de las abejas reinas se origina de dos zánganos y el proceso de apareamiento múltiple en las abejas.

Autores

Jerzy Woyke

ResumenLas reinas vuelven de los vuelos exitosos de apareamiento con la señal de apareamiento, la cual consiste de placas quitinizadas del endofalo del zángano con moco. Las membranas naranjas que cubren ambos lados de la señal de apareamiento no tocan el borde piloso de la bursa copulatrix. El delgado filamento al final de la señal de apareamiento es empujado sobre la superficie de la señal en la mayoría de las reinas. Esto hace que el final de la señal parezca redondeado. Estados simulados de apareamiento natural  mostraron que es imposible para las membranas naranjas que cubren la cornua del endofalo pegarse en la señal de apareamiento del mismo zángano. Se encontraron señales de apareamiento con pares adicionales de membranas naranjas. En algunas reinas, se encontraron el semen o señales de apareamiento adicionales en el extremo de la señal protruida de las cámaras del aguijón de las reinas. Esas tres partes adicionales proceden de los zánganos que intentaron aparearse pero fallaron al quitar la señal de apareamiento del predecesor. El delgado filamento al final de la señal de apareamiento fue empujado a la superficie de la señal, porque el zángano siguiente intentó aparearse pero falló al intentar quitar la señal de su predecesor. El último zángano que falló al intentar aparearse, dejó las membranas naranjas de su cornua endofálica en la señal de apareamiento de su predecesor. Por tanto, la señal de apareamiento procede de dos zánganos. Las placas quitinizadas y el moco proceden de un zángano pero las membranas naranjas proceden del último zángano o zánganos, que intentaron aparearse pero fallaron al intentar quitar la señal de su predecesor.