Toxicidad aguda a aceites esenciales y otros compuestos naturales del ácaro parásito Varroa destructor y de larvas y abejas obreras de abejas (Apis mellifera L.)

publication date: Sep 14, 2009
Send a summary of this page to someone via email.
Journal of Apicultural
Research

48 (4) pp. 263 - 269

Fecha de publicaciónOctubre 2009
  
Titulo

Toxicidad aguda a aceites esenciales y otros compuestos naturales del ácaro parásito Varroa destructor y de larvas y abejas obreras de abejas (Apis mellifera L.)  

Autores

Hanan A. Gashout and Ernesto Guzmán-Novoa

Resumen

Se evaluó la toxicidad a aceites esenciales y compuestos naturales del ácaro parásito Varroa destructor y de larvas y abejas obreras de abejas (Apis mellifera L.). Se usó un ensayo con un vial de vidrio residual para revisar de forma rápida la toxicidad relativa a 22 productos naturales de V. destructor. Los resultados mostraron que el mentol, los aceites de clavo y orégano y el timol son los productos más tóxicos, causando una mortalidad de ácaros del 87, 96, 100 y 100% respectivamente en una dosis de 0,75 mg / vial. La toxicidad más aguda de estos cuatro productos para los ácaros se evaluó más tarde estimando los valores LC50. Los aceites de timol y orégano tuvieron los valores LC50 más bajos (56,1 μg / vial en ambos casos). En otro experimento, se aplicaron tópicamente ocho diluciones de los cuatro productos seleccionados en larvas y abejas obreras adultas, usando un ensayo novedoso sobre larvas para estimar sus LC50s. El timol mostró el valor LC50 más bajo en abejas adultas (210,3 μg / abeja) y el mentol el más alto (523,5 μg / abeja). Es más, el timol fue el producto más tóxico para las larvas con un LC50 de 150,7 μg / larva, mientras que el mentol fue el menos tóxico con un LC50 de 382,8 μg / larva. El fluvalinato-tau usado como control fue significativamente menos tóxico a los ácaros, e igual o más tóxico a las obreras y las larvas que los otros cuatro compuestos naturales. Los resultados de este estudio sugieren que aparte del timol, que ya es un conocido varroacida, los aceites de orégano y clavo y el mentol son productos candidatos potenciales para ser testados para el control de V. destructor